• Eagle

Emociones agradables y desagradables

Actualizado: 27 ene

Todas las emociones son buenas y necesarias. Algunas nos hacen sentir bien y otras nos inquietan o molestan. Hay algunas que son luminosas y otras oscuras. En el CIH las conocemos como emociones agradables y desagradables.


Imagen de Anemone123 en Pixabay


Durante el día las emociones llegan, me habitan, unas llegan rápido y rápido se van, otras son intensas y otras se prolonga su estancia. El reto está en lo que yo hago con esas emociones. Cómo las gestiono determina los efectos que van a tener sobre mi bienestar y el de los demás.


Gestionarlas no significa quitarlas. Significa ir hacia adentro y escucharlas, nuestras emociones son mensajeras.


Así la tristeza me indica que estoy viviendo algo como si fuera una pérdida,
La ira me informa de que siento que alguien o algo es un obstáculo para lo que quiero conseguir;
El asco o la aversión me indica que debo apartarme de una situación o algo que es insano para mi;

Emociones agradables y desagradables

Imagen de lisa runnels en Pixabay

El miedo me señala que intuyo un peligro y me empuja a protegerme o a defenderme.
La alegría busca repetir una situación que me es placentera.
La sorpresa es la puerta a un nuevo aprendizaje.


También es conveniente que comparta emociones tan bellas como la alegría, el amor, la ternura y la gratitud. Así contribuyo a mejorar el clima emocional y le inyecto vitaminas emocionales a mis relaciones con mis amigos y con mi familia.


¡Dejo que las emociones entren en mi: las acogo, las escucho y les permito que se vayan! La naturaleza de mis emociones es fluir. Sean agradables o desagradables de sentir, si aprendo a conocerlas, nombrarlas e identificarlas cómo y dónde las siento estaré habilitando la posibilidad de desencriptar el mensaje que tienen para mi.




10 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo